Previniendo el envejecimiento de la voz

Ejercicios prácticos para retrasar el envejecimiento de la voz

La voz envejece al igual que cualquier parte o atributo del cuerpo humano, pues depende de los músculos fonadores. Este fenómeno se denomina presbifonía y se trata de un proceso natural por el que pasa cualquier persona. A continuación, detallamos los factores que la causan y algunas medidas que puedes adoptar para minimizar sus efectos.

¿Cómo se da la presbifonía?

Del mismo modo que pierdes movilidad y elasticidad en los músculos con el paso del tiempo, las articulaciones de la laringe también ven mermada su flexibilidad.

La lubricación de los cartílagos desciende y, con ellos, también se transforman las articulaciones asociadas a la generación del sonido, como la lengua, la boca o los labios, entre otros.

Un detalle que no suele ayudar es el aislamiento que puede venir asociado a estas edades, pues por causas naturales las relaciones sociales merman significativamente en algunos casos, con lo que muchos mayores dejan de ejercitar la voz de manera habitual.

Señales de la presbifonía

Al principio puedes ir sintiendo transformaciones paulatinas, como alteraciones en la intensidad, el timbre o la gravedad.

En general, la voz tiende a la reducción de su intensidad, a la falta de firmeza, con aparición de tremor o pérdida de aire al hablar, lo cual produce la fatiga del hablante por sobreesfuerzo.

No existe una fecha de caducidad específica, sino que estos fenómenos van apareciendo progresivamente asociados a tus evoluciones hormonales fisiológicas (tanto en el caso de la menopausia como la andropausia).

Frecuentemente, los hombres pueden sufrir agudización de la voz, mientras que las mujeres padecen el agravamiento.

Ejercicios prácticos para retrasar el envejecimiento de la voz

En el caso de que ya hayas experimentado algún síntoma, se recomienda acudir a especialistas en otorrinolaringología, para obtener un diagnóstico adecuado y proceder al tratamiento especializado.

Si, por el contrario, no ha sucedido ningún cambio todavía, dispones de ejercicios sencillos para prevenir.

Puedes empezar a leer en voz alta o cantar (aunque aquí se recomienda la supervisión). También es conveniente beber entre uno y dos litros de agua diariamente y hacer gárgaras con agua.

Por otro lado, es aconsejable recitar trabalenguas, lo cual fortalece tus articulaciones, el velo del paladar y los maxilares. Igualmente, procura aprovechar la humedad que se genera en la ducha para cantar, intentando reproducir el sonido /r/.

Actualmente, la esperanza de vida se ha incrementado significativamente e incluso hay personas que se encuentran en edad de jubilación y mantienen sus vidas laborales activas.

La voz es uno de tus instrumentos de realización personal y social y uno de los puentes que te acerca a los demás, por lo que no debes renunciar a mantener su carácter, pues es parte de tu personalidad. Simplemente, hace falta tenacidad y recurrir a especialistas que te aconsejen sobre las medidas adecuadas para la prevención y la rehabilitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>