Cuidarse las rodillas

¿Por qué es importante cuidar las rodillas?

Las rodillas son articulaciones muy importantes que sufren un desgaste sustancial día tras día. Se componen de hueso, ligamento y cartílago, y si alguna de estas partes sufre daños, veremos limitada nuestra movilidad. Llegado el momento, thyssenkrupp Home Solutions dispone de una amplia gama de salvaescaleras que le ayudarán a mantener su calidad de vida, cuidando de sus rodillas, pero nunca está de más tener en cuenta las siguientes indicaciones para alargar al máximo nuestra autonomía y calidad de vida.

¿Por qué es importante cuidarlas?

Debido a este proceso de desgaste continuado a lo largo de los años, se puede llegar a padecer dolor crónico que afecte a la vida diaria.
La enfermedad más común asociada a esta articulación es la artrosis, muy extendida entre los mayores de 65 años en España, pues la sufre uno de cada dos. Los síntomas incluyen pinchazos, dolor continuo, así como inflamación y rojez (después de levantarse tras estar mucho tiempo sentados). Los casos más graves pueden presentar una deformación visible de la rodilla.

¿Cómo cuidarlas?

No obstante, no es necesario ponerse alarmistas. Existen muchas formas mediante las que podemos cuidar nuestras rodillas y la mayoría de ellas consisten en pequeños gestos muy sencillos de poner en práctica.

En primer lugar, es preciso elegir un calzado adecuado. Debemos ser conscientes de que usar zapatillas de mala calidad a la hora de correr tiene un impacto no solo en nuestras rodillas, sino también en nuestra espalda.

El sobrepeso es otro factor determinante en la salud de nuestras articulaciones inferiores llegando a aumentar un 20 % la probabilidad de padecer artrosis en el futuro. Cada vez que subimos una escalera o corremos, el impacto en nuestras rodillas se multiplica, por ello debemos tratar de alimentarnos de forma saludable y realizar ejercicio moderado.

Ejercicios

A continuación, indicamos algunos ejercicios que puedes realizar para fortalecer y cuidar tus rodillas y prevenir cualquier tipo de enfermedad o lesión:

– Los ejercicios isométricos son aquellos en los que se tensionan y contraen los músculos, pero sin estar en movimiento. Uno de estos ejercicios consiste en tumbarse en una colchoneta o cama, estirar la pierna y poner los músculos en tensión como si quisiéramos marcarlos. Otro puede hacerse sentado: estiramos las piernas durante al menos 10 segundos, descansando 3 y repitiendo otras 10 veces más. Estos ejercicios aumentan la fuerza del músculo y fortalecen la zona previniendo así lesiones y reduciendo el desgaste.

– Los ejercicios propioceptivos son otro tipo de ejercicios que se utilizan habitualmente en rehabilitación y que se centran en trabajar la coordinación y el equilibrio. Algunos sencillos pueden ser mantenernos en equilibrio usando un único pie sobre una superficie inestable como una colchoneta, almohada o manta. Otro ejercicio consiste en mantener el equilibro, pero usando solo la punta de los pies o los talones.

Como ves, estas recomendaciones no son difíciles de aplicar y los ejercicios son sencillos y asequibles para todo el mundo. Solo dedicando unos minutos cada día conseguirás evitar lesiones y cuidar el estado de tus articulaciones a largo plazo para ganar en calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>