Buena visión, cerebro en forma

Recomendaciones para mantener tu salud ocular

La vista es uno de los cinco sentidos más valorados. De hecho, tener buena visión contribuye a que el cerebro se mantenga joven más tiempo. Por el contrario, la pérdida de visión acelera el deterioro cognitivo de las personas mayores, según un estudio de la Universidad de Miami.

No se entiende bien la relación entre visión y cognición pero, sin duda, una mala visión puede hacer que algunas personas decidan dejar de hacer determinadas tareas como crucigramas o, incluso, relacionarse con los demás. De este modo, el cerebro recibiría menos estímulos.

Por todo ello, resulta esencial mantener buenos hábitos y seguir diversas recomendaciones con tal de tener una óptima salud ocular durante el mayor tiempo posible.

Recomendaciones para mantener tu salud ocular

Los consejos más importantes para que tu vista siga en buenas condiciones durante mucho tiempo se resumen en mantener una alimentación equilibrada, visitar al oftalmólogo periódicamente, dormir las horas suficientes y proteger los ojos de los rayos solares.

Elegir los alimentos adecuados

Algunos ingredientes son especialmente recomendables para mantener una buena salud ocular. Vitaminas como la A, la C y la E nos proporcionan los antioxidantes necesarios para mantener sanas las células y los tejidos de los ojos. Estas vitaminas, junto con la luteína y la zeaxantina, ayudan a prevenir la degeneración de la vista y reducen las posibilidades de tener cataratas o de que estas empeoren.

Por otro lado, secundar una alimentación baja en ácido graso omega-3 propicia que la visión ocular se vaya deteriorando y se desarrolle el síndrome del ojo seco. Asimismo, no debes dejar de tomar minerales como el cobre y el zinc, ya que coadyuvan a la absorción de otros nutrientes.

Ahora que ya conoces los nutrientes que necesitas, lo importante es saber en qué alimentos se encuentran, ¿verdad? Aunque suene a tópico, toma muchas verduras (sobre todo col rizada, espinacas y perejil fresco, así como maíz y calabacín) y no dudes en incorporar los kiwis y las uvas a tu dieta.

Los pescados como el salmón, la caballa o el atún son ricos en ácidos grasos y los huevos, ricos en luteína. De este modo, contribuirás a mantener tu vista en buen estado. Tampoco olvides el queso, la leche o el pan que contienen el zinc que necesitas.

Visita al especialista regularmente

En el caso de que notes que estás viendo peor, no dudes en acudir a tu especialista. ¡Pero también cuando creas que todo va bien a modo de prevención! La pérdida de calidad en la visión puede deberse al empeoramiento de una afección previa o a vista cansada por factores internos o externos. En cualquier caso, nadie mejor que un profesional para atajar el problema de raíz.

Pon de tu parte

Cumplir años no tienes por qué implicar una peor salud ocular, pero recuerda que debes poner de tu parte. Practica una correcta alimentación, gradúa tus gafas correctamente, no te expongas a condiciones que te puedan hacer daño y acude a tu especialista para las revisiones rutinarias o si notas algo extraño. La prevención y el cuidado son imprescindibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>